Padres Print E-mail
Índice artículo
Padres
Página 2
Página 3
Página 4
OTRAS FORMAS DE AYUDAR AL NIÑO, NIÑA Y A LAS FAMILIAS

• Durante la hospitalización evitar que el niño o la niña se sienta sólo/a o aislado/a. Potenciar la comunicación con otros/as miembros de la familia y los compañeros y compañeras del colegio (sistemas de intercomunicación a su alcance, fotografías, cartas, teléfono, videos, etc).

• Deben mantenerse las normas de comportamiento habituales de la casa. El niño y la niña necesitan tener unas normas para sentirse seguro/a.

• Hacer saber al colegio, antes de que el niño o niña se reincorpore si éste o ésta va a necesitar algún tipo de cuidados o instalaciones especiales.

• Si se ha modificado su aspecto físico, avisar y preparar a los compañeros, compañeras y los miembros de la familia.

• Reajustar la rutina de la familia cuando el niño o la niña vuelve a casa. Si las tareas del padre y la madre se han descargado sobre otros/as (hermanos , hermanas, familiares, etc) durante la hospitalización, volver lo antes posible a la situación previa al ingreso.

Image USTED TAMBIÉN CUÍDESE

La hospitalización de un hijo o hija supone una sobrecarga tanto física como emocional para el padre y la madre. Junto a la preocupación por el niño o niña enfermo/a están las obligaciones de la vida diaria que no se detiene: cuidar de los otros hijos/as, la casa, el trabajo, los desplazamientos dentro de la ciudad, etc. Es importante que además de cuidar al enfermo/a, el padre, la madre y cuidadores/as procuren cuidarse y cumplir las siguientes recomendaciones:

• No olvidar de vez en cuando cortar, salir del hospital y descansar.

• Procurar dormir y cuidar la alimentación.

• Buscar apoyo en otros/as miembros de la familia o en asociaciones de padres y madres.

• Llamar al médico/a si tiene dudas sobre el comportamiento o al evolución de su hijo o hija.